TAMPOGRAFÍA

TAMPOGRAFIA

 

 

La tampografía, es un sistema de impresión  indirecta mediante la transferencia de tinta usando un tampón. Puede ser de silicona o caucho y es muy flexible. Es ideal para imprimir en piezas con deformaciones (formas curvas o rugosas) además tiene una  gran definición.

 

Las ventajas de este sistema es su gran versatilidad. El tampón se adapta fácilmente a cualquier superficie. Pero lo mejor es la rapidez y su precio de marcaje que es muy económico.

La tampografía en la mayoría de las ocasiones suele ser a un color. Se puede imprimir en infinidad de materiales y es muy fiable. Este sistema posee mayor durabilidad según las capas que se le aplique.

 

Aunque en un principio este sistema esta más destinado a la impresión al por mayor por su costoso arranque. Pero muchas veces se rentabiliza por su  gran rendimiento.

 

Otras de las ventajas las máquinas de tampografía es que son muy duraderas y su mantenimiento y sus componentes no son muy caros. Nosotros en Arteser disponemos de una máquina de la marca Tampoprint que es de las mejores del mercado.

 

Las tintas de la tampografía son unas tintas especiales que tienen poca densidad para poder transportarse en el tampón. Pero se compensa con mucho pigmento y el aprovechamiento de la tinta es total. Puedes llegar a imprimir muchos miles de artículos y lo más normal es que se desaproveche mas tinta en la limpieza de la máquina que en el propio trabajo.

Hay muchos tipos de tintas adaptados a cada material,pvc, polipropileno, poliestileno, metal, cristal……

Por eso se utilizan en ocasiones líquidos habre poros y tintas de 2 componentes con endurecedor para materiales de difícil agarre que puede tardar hasta 7 días en terminar el proceso de endurecimiento.

 

El proceso de impresión de la tampografía aunque aparentemente parezca fácil de realizar. Lo primero que hacemos en Arteser es hacer pruebas de impresión para confirmar que la tinta es la adecuada para el artículo a imprimir.

Para tener un marcaje perfecto en la tampografía necesitas un equilibrio perfecto entre la presión del tampón, la velocidad de recogida de la cuchilla que retira el sobrante de tinta y su presión. Que la tinta esté en su punto justo de licuación para que te permita transportarla en el tampón y llegue al artículo a marcar justo antes de secarse por oxidación y no te quede seco o saturado de tinta en el caso contrario. Dando por hecho que la placa y el positivo están bien insolados para su buen funcionamiento.

 

La importancia de la placa en sistema de impresión. Para poder obtener un grabado aparte del positivo necesitamos una placa especial. Se necesita una placa metálica o plástica, revestida de una emulsión fotosensible, donde se graba una imagen con un proceso químico, formando un huecograbado.

 

Cuando esta todo preparado y montado con su tinta. La máquina de tampografía comienza a moverse con dos cuchillas, la primera cubre con tinta la placa nuestra placa y inmediatamente después la segunda esta de acero que retira la tinta sobrante, dejando así para que el tampón de silicona presionara sobre el grabado de la placa, recogiendo así la tinta del huecograbado y la transportara encima de  la pieza será impresa por contacto y a través de una gran presión.

Después de la impresión el tampón volviendo a su posición inicial y dejando el mecanismo listo para el siguiente ciclo.

 

 

Al principio las máquinas eran de un color y manuales. Este sistema con el tiempo avanzó y empezó acoplar motores de aire comprimido, que combinado con electro válvulas las hicieron multiplicar su velocidad. Esto las revolucionó y hizo que surgieran mas modelos y con mas colores de impresión.

Luego las incorporamos en Arteser cintas de secado con calor, con lo que el tiempo de secado fue muy inferior y también se logra  un secado más homogéneo. Esto supone mayor agarre, pues la tinta llega fusionar en el interior del material del artículo gracias a que con el calor se abre el poro del material, permitiendo que se fije la tinta.

 

También lo que más ayudó a la tampografia fue cuando la construyeron maquinas para poder imprimir a cuatro colores casi simultáneamente con lo que se reducía  su tiempo de producción.

 

Con tampografía se pueden imprimir cantidad de objetos de distintos formatos: planos, cóncavos, convexos e irregulares. Esto es debido a la flexibilidad del tampón de silicona que se adapta con facilidad a todo tipo de superficies y textura. En cuanto a los materiales, puede realizar impresiones sobre cueros, sintéticos, textiles, plásticos, cauchos, vidrios, maderas, metales y otros.

En la industria del regalo publicitario, este sistema se utiliza para imprimir una gran diversidad de componentes independientes, como por ejemplo bolígrafos, mecheros, lapices, usb, y miles de artículos.

Evidentemente el artículo tiene que entrar en el espacio de impresión útil de la máquina y la capacidad de deformación del tampón también tiene un límite, por lo que si son artículos totalmente cilíndricos se aconseja mejor la serigrafía circular. Que te permite mayor área de impresión.

También se utiliza la tampografía en todo tipo de envases como tapones, componentes electrónicos, maderas, corchos, entretejidos y textiles

Según los principales fabricantes de esta tecnología, en el mercado existen máquinas de uno a diez colores.

La impresión tampográfica puede efectuar distintos tipos de imágenes en colores planos y escalas gradientes de calidad fotográfica, efectos bi y tridimensionales, con alta precisión, superiores a los obtenidos por serigrafía.

La impresión con tampón también permite imprimir varios colores a la vez, utilizando la posibilidad de aplicarlos húmedos sobre mojado, lo que posibilita una mayor velocidad de producción.

Las matrices para impresión no tienen limitaciones respecto a los diseños. Figuras lineales, texturas o formas complejas se pueden reproducir con máxima precisión.